Gratitud en tiempo de crisis, formas de practicarla

Aprende a practicar la gratitud en tiempo de crisis

De los retos más difíciles que podemos enfrentar cuando pasamos un tiempo de crisis es el de agradecer. Pero, practicar la gratitud en tus peores momentos, resulta ser muy beneficioso para tu mente y para tu espíritu, por lo que en este artículo te dejo varias formas de practicar la gratitud.

No te pierdas de nada SUSCRÍBETE aquí y sigamos conectadas 💜

5 Formas para practicar la gratitud en tiempo de crisis

1  Deja de preocuparte por lo que te falta y comienza a ser feliz por lo que tienes

En momentos de crisis, se suele prestar atención a tus carencias, bien sea materiales o emocionales, estás en un constante papel de victimismo que solo logra agravar tu situación, ya que al sentirte mal no le das chance a tu mente a pensar soluciones. Para esto, es necesario que desvíes tu atención hacia lo que a tienes y agradecer, agradecer todos los días hasta que comiences a ver como tu humor cambia y te vas sintiendo más fuerte para enfrentar esa crisis.

2 Comienza con pequeños pasos

Para salir de ese estado depresivo que provoca la crisis, es importante empezar dando pequeños pasos en los que puedas hacer, como realizando acciones que te hagan sentir productiva, como por ejemplo: comienza limpiando tu habitación, ordenando tu closet, cocinando algo delicioso; pequeñas acciones que al final del día te harán agradecer y sentirte mejor.

3 Prueba una meditación de gratitud

La meditación siempre es una buena idea para controlar los pensamientos, aclarar tu mente y enseñarla a concentrarse en lo que deseamos atender, puedes empezar buscando meditaciones guiadas en youtube que tengan como objetivo practicar la meditación, o realiza esta práctica a través de la escritura con un journal para la gratitud.

4 Perdona

El rencor es una molestia que si se queda por mucho tiempo, daña tu mente y tu alma, por lo que es importante practicar el perdón  y pasar la página, y quizás esto te cueste con grandes cosas, pero al menos puedes comenzar, limando aspereza con tus seres más cercanos como por ejemplo: No permitas que una discusión por algo cotidiano, con tu pareja se acumule por días, si tu pareja dejó la tapa del inodoro abierta, pregúntate si esa molestia vale la pena que te amargue todo el día, o lo dejas pasar y comienzas a agradecer por sus otras virtudes.

5 Ayuda a alguien más

Los tiempos de crisis suelen ser globales pero lo tomamos muy personal, solemos pensar que esto solo nos afecta a nosotros, pero siempre hay una persona que la está pasando peor, sea un familiar, un vecino, un compañero de trabajo, por lo que puedes salir un poco de tu burbuja y pensar en ayudar si está en tus condiciones, esto no solo es gratificante, sino que siempre suele devolverse con muchas más bendiciones para ti.

¿Cómo practicas la gratitud?

gratitud

¡Gracias por ver y leer!

Con cariño.

Morella.